Fundación Escuelas de Paz: Illustrating the Art of Peace (Colombia)

(Traducción al español a continuación)

By Jose Valentin Castro & Evan Tueller

The Colombian Government is moving forward in the implementation of the Peace Accord with the Common Alternative Revolutionary Force (FARC) political party and is working to secure a peace deal with the National Liberation Army (ELN). With the peace process in place, Colombia is setting an example to the world for peace and reconciliation after over half a century of armed conflict and severe violence. However, the government cannot alone bring peace to this nation.

That is why Bogotá-based peace-building NGO, Fundación Escuelas de Paz (FEP) has been supporting peace development in Colombia since 2001. FEP plays a vital part in the emerging multi-level and multi-dimensional approaches to peace-making in Colombia by working with civil society, government, and foreign partners to discuss the importance of diverse paths to peace and promote programs that educate youths on peace-building through a multitude of projects.

FEP employs a chain of actions such as research, publication, and peace-building projects, and works closely with conflict resolution field experts to support the fundamental principles of “Culture of Peace” to make peace a right and a responsibility for all citizens, especially for the new generation of Colombians. FEP operates through an interdisciplinary team that works in stimulating environments that strengthen youth networks, teachers, and schools of peace.

Every year, FEP designs and executes conflict resolution and reconciliation type projects. From May 2018 to December 2018, FEP is performing a project titled “Música, Arte y Memoria: Jóvenes del Meta transformando el tejido social” (Music, Art, and Memory: Youths of Meta transforming the social fabric), which is funded by USAID Human Rights Program and FEP. The project includes a series of eight workshops to teach peace-building skills to youths through the use of the arts. Today, recognition of the contributions of arts and culture to peace is real and quickly evolving. It is fueled not only by artist-peace-builders and cultural facilitators, but the interest is also increasing from practitioners of more traditional peacebuilding approaches, such as mediation, facilitation, negotiation, transitional justice, and human rights advocacy.

This year, FEP is getting help from two current graduate students, Valentin Castro and Evan Tueller. Valentin and Evan are both candidates in the Masters of Conflict Resolution Program at Georgetown University. Last December, both students received a fellowship through Georgetown University to go abroad during the summer and work with an organization on peacemaking themes. Valentin and Evan arrived in Bogota, Colombia on June 2, 2018, to begin their 10-week internship at FEP and help design their first peace through-the-arts workshop for youths living in rural Colombia. The project takes place in the Department of Meta in two small towns: Mesetas and El Castillo, territories once plagued by extreme violence and armed conflict. Valentin and Evan will help execute peace workshops and develop two products to leave behind with FEP: a video documenting the execution of the first workshop and a template for monitoring and evaluation (M&E) that FEP can use to analyze and measure their overall success better.

The goal of this project is for youth groups belonging to the municipalities of Mesetas and El Castillo to become peace ambassadors for their communities by carrying out non-violent collective actions using mediums such as art and music. Other essential themes within this project include education on human, civil, and political rights, and promoting responsibility and leadership roles at individual and group levels. Upon the completing these peace workshops, the follow-on intent is for the youths to use the skills and lessons learned to replicate and teach smaller peace workshops to other youth groups in their communities. This project will help influence and raise the competence of the young people of Meta as peace representatives on the issues of human rights, conflict transformation, peace-building, and intercultural dialogue.

The first peace-building workshop entailed two parts: one part in the morning and the second one in the afternoon. The first phase is titled “El Canto de Nuestra Memoria: Tu Cancion” (The Song from our Memory: Your Song) and the second half is “Desvelando tu lienzo interior a traves del arte, la danza y la creatividad” (Unveiling Your Inner Canvas Through Art, Dance, and Creativity). The first half of the workshop uses music to help individuals understand themselves better by using the space to express themselves through musical instruments, vocal sounds, and dance. These techniques also help enable trust within the students since music is known to have the potential to bring people together. The second half of the workshop entails more dancing and concludes with designing a mural that exhibits how the students view the future in their community. Art is fundamental to the development of a child’s imagination because they cannot create nor achieve anything unless they imagine it first.

Our experience at FEP has been remarkable and eye-opening. The FEP team goes beyond being our colleagues—FEP is our family. Professor Amada Benavides is an excellent leader and seasoned professional with many years of experience in constructing peace. We feel lucky to have had the opportunity to work with the FEP team here in Bogotá and the remote regions of Mesetas and El Castillo. The internship with FEP surpassed our expectations and gave us a chance to work in the field and help execute these art peace-building workshops. This internship experience left us thinking of what Aristotle once said, “The aim of art is to represent not the outward appearance of things, but their inward significance.”

We leave FEP and Colombia with a better understanding of how to achieve peace through the culture of the arts and with a new positive perspective of how Colombians are finding ways to make their tomorrow better.

Fundación Escuelas de Paz: Ilustrando el arte de la paz

 El gobierno colombiano está avanzando en la implementación del Acuerdo de Paz con el partido político de la Fuerza Alternativa Revolucionaria Común (FARC) y está trabajando para asegurar un acuerdo de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Con el proceso de paz en marcha, Colombia está dando un ejemplo al mundo por la paz y la reconciliación después de más de medio siglo de conflicto armado y violencia severa. Sin embargo, el gobierno no puede por sí solo traer la paz a esta nación.

Por eso, la Fundación Escuelas de Paz (FEP), una ONG con base en Bogotá, apoya el desarrollo de la construcción de paz en Colombia desde 2001. FEP desempeña un papel vital en los enfoques multinivel y multidimensional para la construcción de la paz en Colombia trabajando con la sociedad civil, el gobierno y la cooperación internacional para discutir la importancia de los diversos caminos hacia la paz y promover programas que formen y cpaciten a los jóvenes sobre la construcción de la paz a través de una multitud de proyectos.

FEP emplea una cadena de acciones como investigación, publicación y ejecución de proyectos de consolidación de la paz, y trabaja en estrecha colaboración con expertos en campo de resolución de conflictos para apoyar los principios fundamentales de “Cultura de paz” para hacer de la paz un derecho y una responsabilidad para todos los ciudadanos, especialmente para las nuevas generaciones de colombianos. FEP opera a través de un equipo interdisciplinario que trabaja en entornos estimulantes que fortalecen las redes de jóvenes, docentes y escuelas de paz.

Cada año, FEP diseña y ejecuta diversos tipos de proyectos en las áreas de construcción de paz, educación para la paz, educación en derechos humanos, resolución de conflictos, memoria y reconciliación. Desde mayo de 2018 hasta diciembre de 2018, FEP está realizando un proyecto titulado “Música, Arte y Memoria: Jóvenes del Meta Transformando el tejido social”, que es financiado por el Programa de derechos Humanos de USAID y FEP. El proyecto incluye una serie de ocho talleres para enseñar habilidades de construcción de la paz a los jóvenes a través del uso de las artes. Hoy, el reconocimiento de las contribuciones de las artes a la construcción de paz es real y evoluciona rápidamente. No solo está alimentado por artistas, constructores de la paz y facilitadores culturales, sino que también aumenta el interés de los practicantes sobre enfoques de consolidación de la paz más tradicionales, como la mediación, la facilitación, la negociación, la justicia transicional y la defensa de los derechos humanos.

Este año, FEP recibió el apoyo dos estudiantes, Valentín Castro y Evan Tueller, candidatos al Programa de Resolución de Conflictos de la Universidad de Georgetown. En diciembre pasado, ambos estudiantes recibieron una beca de la Universidad de Georgetown para ir al extranjero durante el verano y trabajar con una organización en temas de construcción de paz. Valentín y Evan llegaron a Bogotá, Colombia, el 2 de junio de 2018, para comenzar su pasantía de 10 semanas en FEP y ayudar a diseñar su primer taller de paz a través de las artes para jóvenes que viven en zonas rurales de Colombia. El proyecto se lleva a cabo en el Departamento del Meta en dos pequeños pueblos: Mesetas y El Castillo, territorios que una vez estuvieron plagados de violencia extrema y conflicto armado. Valentín y Evan ayudaron a ejecutar talleres de paz y desarrollaron dos productos para FEP: un video que documenta la ejecución del primer taller y una plantilla para monitoreo y evaluación (M & E) que FEP puede usar para analizar y medir mejor el alcance de los proyectos.

El objetivo de este proyecto es que los grupos juveniles pertenecientes a los municipios de Mesetas y El Castillo se conviertan en constructores de paz en sus comunidades mediante la realización de acciones colectivas noviolentas utilizando medios como el arte y la música. Otros temas esenciales dentro de este proyecto incluyen educación sobre derechos humanos, civiles y políticos, y promoción de responsabilidades y roles de liderazgo a nivel individual y grupal. Al completar estos talleres, la intención de continuación es que los jóvenes usen las habilidades y lecciones aprendidas para replicar y compartir talleres de paz con otros grupos de jóvenes en sus comunidades. Este proyecto ayudará a influenciar y aumentar la competencia de los jóvenes de Meta como líderes en los temas de derechos humanos, transformación de conflictos, construcción de la paz y diálogo intercultural.

El primer taller de consolidación de la paz constaba de dos partes: una parte por la mañana y la segunda por la tarde. La primera fase se titula “El Canto de Nuestra Memoria: Tu Canción” y la segunda, “Desvelando tu lienzo interior a través del arte, la danza y la creatividad. La primera parte del taller utiliza la música para ayudar a las personas a entenderse mejor utilizando el espacio para expresarse a través de instrumentos musicales, sonidos vocales y danza. Estas técnicas también ayudan a generar confianza entre los estudiantes, ya que se sabe que la música tiene el potencial de unir a las personas. La segunda mitad del taller implica más baile y concluye con el diseño de un mural que muestra cómo los estudiantes ven el futuro en su comunidad. El arte es fundamental para el desarrollo de la imaginación de un niño porque no puede crear ni lograr nada a menos que se lo imagine primero.

Nuestra experiencia en FEP ha sido notable y reveladora. El equipo de FEP va más allá de ser nuestros colegas: FEP es nuestra familia. La profesora Amada Benavides es una excelente líder y profesional con muchos años de experiencia en la construcción de la paz. Nos sentimos afortunados de haber tenido la oportunidad de trabajar con el equipo de FEP aquí en Bogotá y en las regiones apartadas de Mesetas y El Castillo. La pasantía con FEP superó nuestras expectativas y nos dio la oportunidad de trabajar en el campo y ayudar a ejecutar estos talleres de construcción de paz a través del arte. Esta experiencia de pasantía nos remite a lo que Aristóteles dijo una vez: “El objetivo del arte es representar no la apariencia exterior de las cosas, sino su significado interno”.

Dejamos a FEP y Colombia con una mejor comprensión de cómo lograr la paz a través de la cultura y las artes y con una nueva perspectiva positiva de cómo los colombianos están encontrando formas de mejorar su mañana.

close

Join the Campaign & help us #SpreadPeaceEd!

1 Trackback / Pingback

  1. Fundación Escuelas de Paz: Ilustrando el arte de la paz – FUNDACIÓN ESCUELAS DE PAZ

Join the discussion...