¿Qué es la educación para la paz?

La educación para la paz es educación sobre la paz y para ella..

La conceptualización anterior, muy simplificada y sucinta, de la educación para la paz es un buen punto de partida para explorar un campo de aprendizaje, conocimiento y práctica que es complejo y matizado. (Para perspectivas adicionales, consulte “Citas: Definición y conceptualización de la educación para la paz”A continuación.)

Educación “sobre” la paz Capta gran parte de la sustancia del aprendizaje. Invita a la reflexión y al análisis sobre las condiciones de una paz sostenible y cómo lograrlas. También implica comprender y examinar críticamente la violencia en todas sus múltiples formas y manifestaciones.

Educación “para” la paz orienta la educación para la paz hacia la preparación y el cultivo de estudiantes con conocimientos, habilidades y capacidades para buscar la paz y responder de manera no violenta al conflicto. También se ocupa de nutrir los recursos morales y éticos internos que son esenciales para la acción de paz externa. En otras palabras, la educación para la paz busca fomentar las disposiciones y actitudes necesarias para emprender acciones transformadoras para el cambio pacífico. La educación para la paz está particularmente orientada al futuro y prepara a los estudiantes para imaginar y construir realidades más preferidas.

Pedagogía Es otra dimensión importante de la educación “para” la paz. La forma en que enseñamos tiene un impacto significativo en los resultados del aprendizaje y determina cómo los estudiantes aplicarán lo que aprenden. Como tal, la educación para la paz busca modelar una pedagogía coherente con los valores y principios de la paz (Jenkins, 2019). En la tradición del filósofo estadounidense John Dewey (Dewey, 1916) educador popular brasileño Paulo Freire (Freire, 2017), la pedagogía de la educación para la paz es típicamente centrado en el alumno, buscando extraer conocimiento de la reflexión del alumno sobre la experiencia en lugar de imponer el conocimiento a través de un proceso de adoctrinamiento. El aprendizaje y el desarrollo ocurren, no a partir de la experiencia como tal, sino de la experiencia reflexiva. La pedagogía transformadora para la paz es holística e incorpora dimensiones cognitivas, reflexivas, afectivas y activas en el aprendizaje.

La educación para la paz se lleva a cabo en muchos contextos y escenarios, tanto dentro como fuera de las escuelas. Considerada de manera más amplia, la educación puede entenderse como el proceso intencional y organizado de aprendizaje. Integrar la educación para la paz en las escuelas es un objetivo estratégico de la Campaña Mundial por la Educación para la Paz, ya que la educación formal juega un papel fundamental en la producción y reproducción de conocimientos y valores en las sociedades y culturas. La educación para la paz no formal, que se lleva a cabo en entornos de conflicto, comunidades y hogares, es un complemento fundamental de los esfuerzos formales. La educación para la paz es un componente esencial de la consolidación de la paz, ya que apoya la transformación de conflictos, el desarrollo comunitario y el empoderamiento comunitario e individual.

La educación para la paz, tal como ha surgido para quienes participan en la red internacional del GCPE, es De alcance global pero culturalmente específico.. Busca identificar y reconocer de manera integral las intersecciones e interdependencias entre los fenómenos globales (guerra, patriarcado, colonialismo, violencia económica, cambio climático, pandemias) y las manifestaciones locales de violencia e injusticia. Si bien lo ideal es un enfoque holístico e integral, también reconocemos que la educación para la paz debe ser contextualmente relevante. Debe estar contextualizado culturalmente y surgir de las preocupaciones, motivaciones y experiencias de una población determinada. “Si bien defendemos la necesidad universal de una educación para la paz, no defendemos la universalización y estandarización del enfoque y el contenido.”(Reardon y Cabezudo, 2002, p. 17). Las personas, las comunidades y las culturas no están estandarizadas como tales, ni debería estarlo su aprendizaje. Betty Reardon y Alicia Cabezudo observan que “la pacificación es la tarea continua de la humanidad, un proceso dinámico, no un estado estático. Requiere un proceso de educación dinámico y continuamente renovado” (2002, p. 20).

Por lo tanto, va de la mano que el enfoque utilizado y temas enfatizados, reflejan un contexto histórico, social o político particular. En los últimos 50 años han surgido una variedad de enfoques importantes, incluida la educación para la resolución de conflictos, la educación para la democracia, la educación para el desarrollo, la educación para el desarrollo sostenible, la educación para el desarme, la educación para la justicia racial, la educación para la justicia restaurativa y el aprendizaje socioemocional.  Mapeo de la educación para la paz, una iniciativa de investigación de la Campaña Mundial para la Educación para la Paz, identifica varios enfoques y subtemas generales (ver una categorización completa aquí). Muchos de estos enfoques enumerados no se identifican explícitamente como “educación para la paz”. No obstante, se incluyen en esta lista de enfoques porque sus propósitos sociales implícitos y objetivos de aprendizaje contribuyen directamente al desarrollo de culturas de paz.

Esperamos que esta breve introducción proporcione una modesta orientación sobre algunos de los conceptos y características clave de la educación para la paz, un campo a menudo incomprendido, complejo, dinámico y en constante cambio. Alentamos a los lectores a profundizar en el campo explorando recursos, concepciones y definiciones adicionales. A continuación encontrará varias citas que definen la educación para la paz desde perspectivas ligeramente diferentes. En la parte inferior de la página también encontrará una breve lista de lo que creemos que son recursos históricos y accesibles para una introducción más completa a la educación para la paz.

-Tony Jenkins (agosto de 2020)

Referencias

  • Dewey, J. (1916). Democracia y educación: una introducción a la filosofía de la educación. La empresa Macmillan.
  • Freire, P. (2017). Pedagogía de los oprimidos (Edición del 30 aniversario). Bloomsbury.
  • Jenkins T. (2019) Educación integral para la paz. En: Peters M. (eds) Enciclopedia de la formación del profesorado. Springer, Singapur. https://doi.org/10.1007/978-981-13-1179-6_319-1.
  • Reardon, B. y Cabezudo, A. (2002). Aprender a abolir la guerra: enseñar hacia una cultura de paz. Llamamiento de La Haya por la paz.

Citas: Definición y conceptualización de la educación para la paz

“La educación para la paz es educación sobre la paz y para ella. Es un campo académico de investigación y la(s) práctica(s) de enseñanza y aprendizaje, orientados hacia y para la eliminación de todas las formas de violencia y el establecimiento de una cultura de paz. La educación para la paz tiene su origen en respuestas a crisis sociales, políticas y ecológicas en evolución y preocupaciones de violencia e injusticia”.  -Tony Jenkins. [Jenkins T. (2019) Educación integral para la paz. En: Peters M. (eds) Enciclopedia de la formación del profesorado. Springer, Singapur. (pág. 1)]

“La educación para la paz, o una educación que promueva una cultura de paz, es esencialmente transformadora. Cultiva la base de conocimientos, habilidades, actitudes y valores que buscan transformar las mentalidades, actitudes y comportamientos de las personas que, en primer lugar, han creado o exacerbado conflictos violentos. Busca esta transformación creando conciencia y comprensión, desarrollando preocupación y desafiando la acción personal y social que permitirá a las personas vivir, relacionarse y crear condiciones y sistemas que actualicen la no violencia, la justicia, el cuidado del medio ambiente y otros valores de paz”.  – Loreta Navarro-Castro y Jasmin Nario-Galace. [Navarro-Castro, L. & Nario-Galace, J. (2019). Educación para la paz: un camino hacia una cultura de paz, (3ra Edición), Centro para la Educación para la Paz, Miriam College, Quezon City, Filipinas. (pág. 25)]

“La educación estará encaminada al pleno desarrollo de la personalidad humana y al fortalecimiento del respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Promoverá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones, grupos raciales o religiosos, y promoverá las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz”.   - Declaración Universal de los Derechos Humanos. [Las Naciones Unidas. (1948). Declaración Universal de los Derechos Humanos. (pág. 6)]

“La educación para la paz en UNICEF se refiere al proceso de promover los conocimientos, habilidades, actitudes y valores necesarios para lograr cambios de comportamiento que permitan a niños, jóvenes y adultos prevenir conflictos y violencia, tanto abiertos como estructurales; resolver conflictos pacíficamente; y crear las condiciones conducentes a la paz, ya sea a nivel intrapersonal, interpersonal, intergrupal, nacional o internacional”. – Susan Fuente / UNICEF. [Fuente, S. (1999). Educación para la paz en UNICEF. Unicef. (pág. 1)]

“La educación para la paz se puede definir como: la transmisión de conocimientos sobre los requisitos, los obstáculos y las posibilidades para lograr y mantener la paz; formación en habilidades para interpretar el conocimiento; y el desarrollo de capacidades reflexivas y participativas para aplicar el conocimiento para superar problemas y alcanzar posibilidades”. –Betty Reardon. [Reardon, B. (2000). Educación para la paz: una revisión y una proyección. En B. Moon, M. Ben-Peretz y S. Brown (Eds.), Routledge compañero internacional para la educación. Taylor y Francisco. (pág. 399)]

“El propósito general de la educación para la paz, según tengo entendido, es promover el desarrollo de una auténtica conciencia planetaria que nos permitirá funcionar como ciudadanos globales y transformar la condición humana actual cambiando las estructuras sociales y los patrones de pensamiento que lo han creado. En mi opinión, este imperativo transformador debe estar en el centro de la educación para la paz”. – betty reardon. [Reardon, B. (1988). Educación integral para la paz: Educar para la responsabilidad global. Prensa del Colegio de Maestros.

“La educación para la paz es multidimensional y holística en su contenido y proceso. Podemos imaginarlo como un árbol con muchas ramas robustas…. Entre las diversas formas o facetas de la práctica de la educación para la paz se encuentran: educación para el desarme, educación en derechos humanos, educación global, educación para la resolución de conflictos, educación multicultural, educación para el entendimiento internacional, educación interreligiosa, educación justa en términos de género/no sexista, educación para el desarrollo y educación ambiental. Cada uno de ellos se centra en un problema de violencia directa o indirecta. Cada forma de práctica de la educación para la paz también incluye una base de conocimientos particular, así como un conjunto normativo de habilidades y orientaciones de valores que desea desarrollar.– Loreta Navarro-Castro & Jasmin Nario-Galace. [Navarro-Castro, L. & Nario-Galace, J. (2019). Educación para la paz: un camino hacia una cultura de paz, (3ra Edición), Centro para la Educación para la Paz, Miriam College, Quezon City, Filipinas. (pág. 35)]

“La educación para la paz en el contexto de conflicto y tensión se puede caracterizar de la siguiente manera: 1) Tiene una orientación más educativa y psicológica que política. 2) Aborda principalmente las formas de relacionarse con un adversario amenazante. 3) Se centra más en las relaciones intergrupales que en las interpersonales. 4) Tiene como objetivo cambiar los corazones y las mentes con respecto a un adversario involucrado en un contexto particular”.   Gavriel Salomon y Ed Cairns. [Salomon, G. y Cairns, E. (Eds.). (2009). manual de educación para la paz. Prensa de Psicología. (pág. 5)]

“La educación para la paz… se preocupa especialmente por el papel de la educación (formal, no formal, informal) en la contribución a una cultura de paz y enfatiza los procesos y modos de aprendizaje metodológicos y pedagógicos que son esenciales para el aprendizaje transformador y el fomento de actitudes y capacidades para buscar la paz a nivel personal, interpersonal, social y político. En este sentido, la educación para la paz es intencionalmente transformadora y está orientada políticamente y a la acción”. -Tony Jenkins. [Jenkins, T. (2015).  Análisis teórico y posibilidades prácticas para una educación para la paz integral y transformadora. Tesis para obtener el título de Doctor en Philosphiae, Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología. (pág. 18)]

“Una educación capaz de salvar a la humanidad no es una tarea fácil; implica el desarrollo espiritual del hombre, la mejora de su valor como individuo y la preparación de los jóvenes para comprender los tiempos en que viven”. - Maria Montessori

Recursos generales sobre educación para la paz para estudios adicionales

Consulte la Campaña mundial por la educación para la paz para obtener una descripción general de las noticias, actividades e investigaciones sobre educación para la paz realizadas en todo el mundo.

¡Únete a la campaña y ayúdanos a #SpreadPeaceEd!
Por favor envíeme correos electrónicos:
Ir al Inicio